Arte Cusqueño Pinturas

Arte Cusqueño Pinturas

Las pinturas del Arte Cusqueño o también llamado la tendencia de la escuela cusqueña es un célebre conglomerado de pinturas surgida en la ciudad virreinal del Cusco. Catalogada por muchos estudios entre una de las más importantes de la América colonial española de aquellos años.

El Arte Cusqueño se caracteriza por diferentes propuestas únicas  de valor artesanal andino entre ellas su originalidad y su gran valor artístico, resultado de la unión de dos grandes corrientes poderosas existentes en aquel momento del virreinato: la tradición artística occidental de objetivo único conquistador y el afán de descubrir nuevas expresiones artísticas desde la cuna cusqueña de los pintores indios y mestizos que nacieron con dotes excepcionales de arte mediante el cual podían expresar su realidad y  visión del mundo.

Para crear una tendencia en el arte colonial surgió aporte diversos y multiétnicos, de los cuales resalta la corriente española, y en general la cuota de inspiración europea, a la escuela cusqueña de pintura, aparece de manera prematura en el virreinato colonial, cuando se inicia la construcción de la gran catedral de Cusco. Suceden muchas teorías de su aparición como la influencia de Mollinedo, quien gracias a su afamado gusto por la pintura cusqueña incentivo la llegada de pintores precursores de la técnica del manierismo como del pintor italiano Bernardo Bitti aproximadamente en 1583. Este jesuita introduce en el Cuzco una de las corrientes en boga en Europa de entonces, el manierismo, cuyas principales características eran el tratamiento de las figuras de manera un tanto alargada, con la luz focalizada en ellas.

El gran precursor de la escuela cusqueña, quien se cree que fue el maestro de Diego Quispe Tito, fue Bernardo Bitti quien tuvo dos grandes estancias en Cusco- Perú, entre las cuales tuvo tareas netamente de la pintura cusqueña, directas de ordenes mayores de la iglesia virreinal, donde se le indico  hacer el retablo mayor de la iglesia de su orden, reemplazado por otro después del terremoto destructivo que tuvo lugar en la ciudad de piedra causando daños irreparables, artesanalmente hablando, también pintó algunas obras maestras que son escudo de su presencia , como La coronación de la Virgen, actualmente en el museo de la iglesia de La Merced, y la Virgen del pajarito, en la catedral Cusqueña, obras que expresan su majestuosidad al crear una tendencia de escuela cusqueña, de las cuales resalta sus puestas de color con toques angulares.

Entre los grandes maestros precursores de la escuela cusqueña se encuentra el exponente del manierismo cuzqueño llamado Luis de Riaño, nacido en Lima y discípulo del italiano Angelino Medoro. Según historiadores de gran envergadura en la pintura colonial cusqueña, bolivianos llamados José de Mesa y Teresa Gisbert, autores de la más completa historia del arte cusqueño, llegan al acuerdo de que Luis de Riaño, se enseñorea en el ambiente artístico local entre 1618 y 1640, dejando una huella trascendental en Cusco, obras magnificas, entre los cuales se reconocen los murales del templo de Andahuaylillas, templo que en la Ciudad de Cusco es conocido como la recreación de la capilla Sixtina andina, existen obras de la escuela cusqueña que son re-creadas por la marca Choque Alvarez, como el gran icono San Miguel De Andahuaylillas, solicitada de gran manera por nuestros clientes.

La ciudad de Cusco, es cuna de artistas de renombre mundial, si queremos hablar de los más grandes, resalta el artista indio más original e importante llamado Diego Quispe Tito, nacido en la parroquia de San Sebastián, aledaña al Cuzco, en 1611 y activo casi hasta finalizar el siglo. Es en la pincelada de Quispe Tito en la pintura cusqueña  se prefiguran algunas de las características que tendrá la pintura cusqueña como tendencia, se puede decir que Diego Quispe Tito, marca un hito en el inicio de una nueva era artística, con características como cierta libertad en el manejo de la perspectiva, un protagonismo antes desconocido del paisaje flamenco y la abundancia de aves multicolores en los frondosos árboles que forman parte de un mismo fondo, cuidando siempre la armonía en el lienzo.

Actualmente el Arte Cusqueño sufrió un sinfín de modificaciones, entre las cuales cada quien busca recrear su propio estilo, crear un propio estilo está por encima de aumentar o recrear detalles de escenas de la pintura colonial. La marca Choque Alvarez, consiguió con los años, una singular combinación de alto relieve en pan de Bronce, innovando con tiernos rostros, equilibrando los colores y ajustándonos a la necesidad del cliente.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Related Blogs

venta de pinturas cusqueñas, cusco
Posted by admin | 26 septiembre, 2018
Venta de pinturas Cusqueñas
La pintura cusqueña tiene un valor incalculable en la historia del arte mundial, a pesar de tener aparición en un momento agrio en la historia peruana de la Conquista, la...
Posted by admin | 3 septiembre, 2018
Ángeles Arcabuceros
La escuela cusqueña tuvo diferentes propuestas únicas de valor artesanal que hicieron e su esplendor único, resaltar su originalidad y su incomparable valor artístico, entre las grandes creaciones de arte...
Posted by admin | 10 agosto, 2018
Técnicas de la pintura colonial
La pintura de la escuela cusqueña es un célebre movimiento artístico andino conglomerado de pinturas surgida en la ciudad virreinal del Cusco. Catalogada por muchos artistas entre una de las...