Escuela Cusqueña

Escuela Cusqueña

Desde varias décadas atrás, el uso extendido de la terminología de la “pintura escuela cusqueña” atravesó su uso muchísimo más común dentro de la sociedad, tal fue su adaptación en el lenguaje coloquial que se tiende a olvidar que ella surgió en los años veinte del siglo pasado. Existen fuentes de que tal vez fue Felipe Cossio del Pomar quien la empleara por primera vez de una publicación en un libro simultáneo de Cusco y Paris alrededor del año 1928, donde se expuso contenidos que alcanzaría a ampliar la repercusión en medio del creciente auge ideológico del indigenismo y del nacionalismo. Cossio trazo una lectura sintética que apelaba a la idea de fusión de lo que en ese momento representaba lo indígena y la conquista española, en ese momento la primera sensación de la pintura cusqueña se entendía como una muestra de lógica racial, visto durante mucho tiempo como un universo formal cerrado y casi exento de históricas precisas.

Aproximadamente en 1956 Martin S. Soria trazaba una primera visión real orgánica del nacimiento de la tradición pictórica , también llamada pintura escuela cusqueña, al ponerla en relación con un contexto más amplio , donde obviamente se veía no solo una absorción de estilos , sino también una fusión donde se perpetuaba los estilos particulares, a ese propósito reunió, a lo largo del área andina, un disperso corpus de obras tempranas que la historiografía posterior no ha conseguido incrementar ni reinterpretar de manera significativa. Se explica así, en gran medida, el vacío historiográfico existente hasta hoy en torno al periodo inicial de la pintura cusqueña andina, que va desde la fundación española de Cusco hasta la presencia determinante de Bernardo Bitti en la región.

Consecuencia de esa marcada zona ciega creada por la confusión de información es la escasa atención que se han prestado los estudios a una figura crucial como Pedro Santangel de Florencia, quien merece llevar el título del primer pintor cusqueño. Esa condición ha permanecido encubiertas por noticias biográficas erróneas y contradictorias que por mucho tiempo lo presentaban como criollo de origen italiano, e incluso toscano de nacimiento. Sin embargo, la mayoría de recopilaciones indica que al igual que el Inca Garcilaso de la Vega, represento uno de los exponentes más destacados de la primera generación mestiza, provenía de la unión del artillero aragonés Martin de Florencia, con una de sus concubinas indígenas, Isabel o Tocto. Su condición de formal español se deduce del seguimiento que hacían de él los informantes de la Inquisición, tal vez debido a las sospechas que suscitaba la ascendencia judo italiana de su padre. Ese mismo estatus le permitiría asumir en época tan temprana la condición de maestro del arte, restringido totalmente por entonces a los indígenas.

Existe teorías entonces sobre la formación del primer maestro de las pinturas representativas de la escuela cusqueña y su formación en el arte colonial. Se especula que se formase en algún taller importante de la zona de Andalucía, desde donde tomaría la decisión de regresar a Cusco en 1560 para convertirse en uno de loss maestro de las pinturas representativas de la escuela cusqueña más reconocido en aquel momento. Tuvo la facilidad de verter sus dotes conocimiento como un artífice maestro de la pintura colonial cusqueña, albergando también diferentes técnicas que le ayudarían a su crecimiento como artista, entre ellos la escultura y la ensambladura de retablos (Pieza importantísima para el arte cusqueño).

Más allá de una virtual inexistencia de legión de pintura de la escuela cusqueña que dejo Santangel, su recorrido en la pintura colonial cusqueña encierra una importancia magnifica en la lucha de clases de aquel momento, ya que se puede otorgar parte principal de su obra la clasificación de dos tipos de repúblicas de españoles y de indios con un grado de subordinación por obvias razones, pero marco un hito al desarrollo no solo de arte sino también de sociedad. Esta tarea trajo consigo una profunda inmersión en la pintura de la escuela cusqueña y una demanda más grande que solamente sería copado con más indios dentro de este profundo y hermoso talento.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Related Blogs

venta de pinturas cusqueñas, cusco
Posted by admin | 26 septiembre, 2018
Venta de pinturas Cusqueñas
La pintura cusqueña tiene un valor incalculable en la historia del arte mundial, a pesar de tener aparición en un momento agrio en la historia peruana de la Conquista, la...
Posted by admin | 3 septiembre, 2018
Ángeles Arcabuceros
La escuela cusqueña tuvo diferentes propuestas únicas de valor artesanal que hicieron e su esplendor único, resaltar su originalidad y su incomparable valor artístico, entre las grandes creaciones de arte...
Posted by admin | 10 agosto, 2018
Técnicas de la pintura colonial
La pintura de la escuela cusqueña es un célebre movimiento artístico andino conglomerado de pinturas surgida en la ciudad virreinal del Cusco. Catalogada por muchos artistas entre una de las...